Convivencia, Respeto y Diversidad

06 · 07 · 2021

Hacia un Nuevo Pacto Social

  • Avanzar en una nueva relación entre la sociedad, el Estado y los Pueblos Indígenas, reforzando la institucionalidad para permitir un diálogo político con nuestros pueblos originarios que promueva una mayor participación de ellos en la vida nacional. Para esto urge la creación de un Ministerio de Pueblos Indígenas, así como estudiar el establecimiento de cuotas para su inclusión en los distintos niveles de representación política del Estado.
  • Impulsar el programa “Cerrando Brechas”, que implica un compromiso de Estado para disminuir las brechas socioeconómicas entre integrantes de pueblos indígenas y el resto de la comunidad nacional, con plazos y metas determinadas así como rendiciones de cuentas periódicas.
  • Impulsar la industria del turismo con pertinencia Indígena a nivel internacional, a través de una agenda de co-creación para su promoción y fortalecimiento en el tiempo.
  • Establecer un co-diseño de agenda indígena, que, entre otras cosas, permita perfeccionar la política de tierras y así avanzar, mediante criterios objetivos e innovadores, hacia soluciones pacíficas y razonables. Esto debe ir de la mano de un aumento y reformulación al presupuesto de la CONADI y de los Fondos de Desarrollo Indígena y de Tierras y Aguas, y del establecimiento de mecanismos de participación anticipada de los pueblos indígenas en el diseño de proyectos de inversión que permitan la creación de valor compartido.

Culturas como factor de cohesión:

Fomentar la organización e inclusión de los distintos pueblos indígenas mediante el desarrollo de políticas de vivienda, salud, educación y cultura respetando sus orígenes y culturas. También se aumentará la proporción del presupuesto de la CONADI destinado a las culturas.

  • Fomentar la organización e inclusión de los distintos pueblos indígenas en la vida urbana mediante el desarrollo de políticas de vivienda, salud, educación y cultura que sean armónicas con sus orígenes y culturas.
  • Aumentar la proporción del presupuesto de la CONADI destinado a las culturas, para, entre otras cosas, promover la enseñanza de las lenguas indígenas y la creación de centros de atención de salud intercultural en los territorios con alta población indígena.
  • Avanzar en una nueva relación entre la sociedad, el Estado y los Pueblos Indígenas, reforzando la institucionalidad para permitir un diálogo político con nuestros pueblos originarios que promueva una mayor participación de ellos en la vida nacional. Para esto urge la creación de un Ministerio de Pueblos Indígenas, así como estudiar el establecimiento de cuotas para su inclusión en los distintos niveles de representación política del Estado.
  • Impulsar el programa “Cerrando Brechas”, que implica un compromiso de Estado para disminuir las brechas socioeconómicas entre integrantes de pueblos indígenas y el resto de la comunidad nacional, con plazos y metas determinadas así como rendiciones de cuentas periódicas.
  • Impulsar la industria del turismo con pertinencia Indígena a nivel internacional, a través de una agenda de co-creación para su promoción y fortalecimiento en el tiempo.
  • Establecer un co-diseño de agenda indígena, que, entre otras cosas, permita perfeccionar la política de tierras y así avanzar, mediante criterios objetivos e innovadores, hacia soluciones pacíficas y razonables. Esto debe ir de la mano de un aumento y reformulación al presupuesto de la CONADI y de los Fondos de Desarrollo Indígena y de Tierras y Aguas, y del establecimiento de mecanismos de participación anticipada de los pueblos indígenas en el diseño de proyectos de inversión que permitan la creación de valor compartido.

Programas relacionados