Integración social: un solo Chile

29 · 06 · 2021

Educación para todos los momentos de la vida

  1. Promover la formación integral de nuestros niños y niñas, con foco en su desarrollo emocional, social, cognitivo, artístico y cívico. Para ello, debemos mirar la educación más allá de los currículos tradicionales y preocuparnos de su aprendizaje extracurricular. Para ello debemos:
  • Asegurar la calidad del proceso formativo en todos los niveles, pero con particular énfasis en los primeros años de formación.
  • Regularizar el proceso educativo a la brevedad, erradicando las disrupciones y compensando por los efectos de la pandemia.
  • Ofrecer un ambiente seguro donde los niños puedan desarrollar sus talentos y aptitudes.

2. Implementar el kínder obligatorio, para así disminuir las brechas educativas y cumplir con los compromisos que hemos adquirido como país.

3. Implementar un programa especial de recuperación de aprendizajes post pandemia, que debe considerar:

  • Un rápido proceso de diagnóstico de la realidad del proceso de aprendizaje perdido por la pandemia.
  • Implementar una priorización curricular, para así establecer una meta de nivelación de los aprendizajes de todos los niños del país.
  • Establecer mecanismos de apoyo psicológico para acompañar el desarrollo psicoemocional de los niños de las escuelas del país.
  • Establecer mecanismos de apoyo a los profesores. Los docentes deben tener las herramientas para revertir la pérdida de formación acumulada en la crisis.
  • Implementar un programa para evitar la deserción escolar, mediante un sistema de alerta temprana y acompañamiento social.

4. Diseñar un programa educacional especial para acompañar a las personas con discapacidad, que les permita integrarse a la sociedad y desarrollar al máximo sus habilidades y vocaciones.

5. Avanzar en la construcción de escuelas y liceos públicos de excelencia en todas las comunas del país, adaptados a las nuevas tecnologías, transformando la experiencia de calidad, movilidad social y oportunidades en el estándar nacional.

6. Implementar el programa “Chile bilingüe”, para que el proceso de aprendizaje de inglés sea universal y desde la primera etapa de formación.

7. Revisar el Sistema de Admisión Escolar (SAE) para asegurar la libertad de las familias de elegir mejor educación para sus hijos, promoviendo la libertad de enseñanza y avanzando en la reducción de la segregación escolar.

8. Instaurar un sistema de educación superior que entregue financiamiento en base a la calidad de los diferentes proyectos.

9. Instalar la gratuidad en establecimientos de educación técnica y profesional, tanto públicos como privados. Potenciar este nivel educativo, promoviendo la coordinación público-privada y la transformación en una educación para los desafíos de la nueva economía del conocimiento y el desarrollo sustentable.

10. Establecer una alternativa para los miles de jóvenes que se encuentran en etapa de pago del CAE, que les permite extinguir sus obligaciones financieras a cambio de un periodo de 1 año trabajando en zonas rezagadas de Chile ya sea en instituciones públicas o pequeñas empresas. Este mecanismo contempla un proceso de postulación abierto y una remuneración durante el período de duración del programa.

11. Dar espacio a un “nuevo comienzo” a los deudores del CAE, llevando a condiciones de tasas UF+2% y pago contingente al ingreso (máximo del ingreso) para todos los créditos tomados antes de 2012.

Programas relacionados